Si bien la autorización cero es técnicamente posible, normalmente añade poco valor porque, en ese caso, Adyen solo guardaría el IBAN, pero no enviaría nada al emisor para validarlo. 

En su lugar, te recomendamos que primero autentiques al cliente con un método de pago basado en el IBAN que exija una autenticación sólida del cliente siempre que sea posible. De esta manera, Adyen se asegura de que el IBAN del cliente sea válido y de que tenga acceso a él legítimamente. 

También es fundamental proporcionar al cliente un mecanismo alternativo para indicar sus datos de pago (IBAN y nombre) para que pueda registrarse con el IBAN que elija. Puedes hacerlo mediante PayByLink, donde el cliente puede rellenar el IBAN y su nombre, o mediante un proceso manual o sin conexión con el que recopilas el IBAN y el nombre del cliente que se va a inscribir.

También te recomendamos cobrar al cliente una cantidad mínima de 0,1 EUR, que podrás devolver una vez que se hayan abonado los fondos en tu cuenta. Esto garantiza que el IBAN se guarde y se valide.

 

Descubre nuestros métodos de pago

Descubre los métodos de pago más populares en todo el mundo y llega a más clientes.

Ir a los métodos de pago